#bettery Estilo de vida

¿Vamos a facilitar la elección de snacks saludables?

Comer de forma saludable ya no tiene por qué ser complicado. Tras estos consejos, la falta de tiempo ya no será una excusa para no incluir algunos de estos snacks saludables en tu día a día. Y una cosa es segura, todos son fáciles de cocinar y siempre los tienes en casa.

Gachas de avena, granola casera, barritas proteicas, frutos secos son solo algunas de las sugerencias que puedes empezar a llevar al trabajo o simplemente a comer en casa. Echa un vistazo a las ideas que hemos preparado para ti y aventúrate a probarlas.

¿Qué tal apostar en la granola casera? El nuevo amigo de los snacks saludables

Apostamos que tus redes sociales y la galería de tu móvil deben estar llenas de recetas. Solo que todavía no te has atrevido a prepararlas, estamos seguros de que solo bastará probar la granola una vez y no la dejarás tan rápido. Es más fácil de hacer de lo que parece.

Puedes acompañar la granola con yogur natural, fruta o simplemente disfrutarla sin ningún acompañamiento.

Para ayudarte, aquí te dejamos una receta:

  1. Necesitarás 100 g de copos de avena, 150 g de avellanas, 200 g de almendras, dos cucharadas de miel y canela. Sin embargo, puedes sustituir por los frutos secos que prefieras.
  2. En un recipiente, junta los frutos secos ligeramente triturados y mezclalos con la avena y la canela. Solo entonces agrega la miel y mezcla nuevamente.
  3. Luego, simplemente llévala al horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos (remueve a los diez minutos) y tendrás tu granola lista.
  4. En los días en que te sientas más hambriento, corta pequeños trozos de chocolate negro y agrégalos a la granola ya preparada.
Receita de Granola Caseira - Bettery

 

¿Ya has probado las gachas de avena?

Las gachas de avena son fáciles y rápidas de cocinar. Una buena idea para tus meriendas o incluso para el desayuno. Al igual que la granola, hay muchas recetas y lo ideal es adaptar los ingredientes a tus gustos. Sin embargo, te dejamos una sugerencia.

  1. Pon una olla a fuego lento con dos tazas de agua y agrega una taza de leche o bebida vegetal.
  2. El siguiente paso es agregar una taza de copos de avena.
  3. Luego, agrega un palo de canela, una cáscara de limón y revuelve hasta hervir.
  4. El último paso es simple: servir. Puedes sustituir la canela por cacao o experimentar otros ingredientes a tu gusto. A la hora de servir también puedes optar por añadir frutas, semillas o frutos secos. ¡Buen provecho!
Receita de Papas de Aveia - Bettery

 

Otros snacks saludables para tener y preparar en casa

Tenemos más ideas de snacks saludables sin que tengas que pasar mucho tiempo en la cocina. Puedes optar por galletas de arroz sin grasa y bajas en calorías. Sin embargo, dado que no son ricas en muchos nutrientes, es recomendable agregar al menos un acompañamiento (como mantequilla de maní) para aumentar el valor nutricional.

Los frutos secos también pueden convertirse en los mejores amigos de tus snacks. Son alimentos muy saciantes, por su alto contenido en fibra y grasas insaturadas. Almendras, nueces, avellanas, cacahuetes: la elección es tuya. Puedes comerlos solos o puedes incluirlos en recetas como yogur, ensaladas o batidos.

Frutos Secos - Bettery

Otro snack muy rápido y fácil de preparar es el yogur griego natural al que puedes añadir, por ejemplo, frutos rojos, granola o incluso frutos secos. Las brochetas de frutas y queso también pueden salvarte. Todo lo que tienes que hacer es insertar trozos de fruta y queso bajo en grasa en palitos de madera.

Si eres fanático de la fruta y la mantequilla de maní, tenemos una sugerencia para ti: plátano con mantequilla de maní. ¿Qué te parece? Simplemente corta el plátano en rodajas y unta la mantequilla de maní en medio de las dos. Si quieres, para terminar, puedes agregar canela.

¿Hay algo más sencillo de preparar que los huevos duros? Puede ser otra opción para tus snacks. ¿Y si te sugerimos chocolate negro? Es una alternativa muy nutritiva, con buena cantidad de fibra soluble y minerales. Preferiblemente, debes optar por un chocolate con al menos un 70 a 85% de contenido de cacao (pero no vayas demasiado lejos).

Después de todas estas sugerencias, tus momentos de merendar nunca volverán a ser los mismos. Si tienes alguna duda, existen muchas otras opciones para empezar a comer de forma más saludable. Lo más difícil será elegir.